El frijol: Un alimento infaltable en su dieta

Los frijoles pertenecen a la familia de las leguminosas y son alimentos indispensables en la alimentación diaria debido a su calidad nutricional. Asimismo son muy versátiles, pudiendo ser consumidos en muchas formas y preparaciones (ensaladas, guarniciones, sopas, plato fuerte).

Nutrientes que aportan los frijoles

  • Son fuente de proteínas, carbohidratos y fibra. Su aporte de grasa es mínimo.
  • Contienen vitaminas (B1, B2, B12 y ácido fólico) y minerales (hierro, potasio, fósforo, molibdeno, etc).

Importancia de sus nutrientes

  • Proteínas: Intervienen en la formación y mantenimiento de tejidos. Los frijoles contienen la misma cantidad de proteína que aporta la carne y al ser combinados con cereales como el arroz, maíz o trigo forman una proteína completa.
  • Carbohidratos: Tienen carbohidratos complejos que brindan energía por más tiempo.
  • Grasa: Su aporte es nulo, por lo que es un alimento ideal para el control del peso.
  • Fuente de fibra: 1 taza aporta el 50% de la fibra necesaria en el día, brindando saciedad. Además contribuye con 2 tipos de fibra, la insoluble que aumenta el volumen de las heces y acelera el tránsito intestinal (evita estreñimiento) y la soluble que reduce el colesterol y mantiene estable los niveles de azúcar en sangre (diabéticos). 
  • Fuente de hierro, importante para transportar el oxígeno a todo el cuerpo, tener resistencia física (evita anemia) y mantener resistente el sistema inmunológico (defensas).
  • Ácido fólico: disminuye el riesgo de enfermedades del corazón y ayuda a la formación de células rojas de la sangre.
  • Fósforo contribuye con huesos y dientes fuertes, así como el funcionamiento óptimo de la memoria; y potasio que ayuda a la circulación y regula la presión arterial.

¿Los frijoles pueden causar problemas digestivos? ¿Mito o realidad?

No es un mito; los frijoles contienen oligosacáridos, que son azúcares que el cuerpo no puede digerir y que causan malestar gastrointestinal. Sin embargo, esto no es un impedimento para su consumo ya que se soluciona con remojarlos durante unas horas antes de su cocción para lograr que esos azúcares se disuelvan en el agua. Luego del remojo se debe botar el agua y lavarlos nuevamente; con esto se evitan esos malestares digestivos. 

Y al contrario de lo que algunas personas pueden creer, estudios recientes demuestran que el consumo de frijoles ayuda a mantener saludable el tracto digestivo, encontrándose una disminución en los casos de cáncer de colon en pacientes que aumentaron la ingesta de estos granos.